Preocupación por la proliferación de basurales a la vera de la ‘ruta’ 25 de Mayo

Vecinos de la zona difundieron un video en donde se observa la gran cantidad de basura que hay en algunos sectores a la vera de la Autopista 25 de Mayo. En declaraciones a Radio Universidad, Sergio Cattaneo brindó detalles sobre la preocupante situación, y criticó la desidia social y la ausencia estatal.

El tratamiento de la basura es uno de los problemas ambientales más graves del país: según un estudio conjunto de la Universidad Nacional de Buenos Aires y la de Rosario, los argentinos generamos unas 11 millones de toneladas de basura anualmente, de las cuales menos del 10% son tratadas correctamente. El 90% restante termina depositado en basurales clandestinos, microbasurales o en el ambiente, en Argentina hay más de 5.000 basurales a cielo abierto, según el Ministerio de Ambiente de la Nación. 

San Luis no está ajena a está realidad, a pesar de que la Ley Provincial de “Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos”, sancionada en 2013, prohíbe los basurales a cielo abierto y la quema de basura: hay centenas de basurales y microbasurales a cielo abierto, algunos de ellos realizan quemas para reducir el volumen de los desechos. 

Basurales como el del barrio conocido popularmente como “Las Vegas”, el de Villa Mercedes y el de Luján, entre muchos otros, violan esta normativa. Otros son microbasurales clandestinos que han proliferado como consecuencia de la desidia social y la ausencia de fiscalización estatal. 

Con respecto a esto último, recientemente se ha difundido un video en el que se observa la gran cantidad de microbasurales que hay a la vera de la Autopista 25 de Mayo, desde ‘La Maternidad’ hasta Los Molles. Sergio Cattaneo es uno de los vecinos de la zona que difundieron las imágenes y, en diálogo con Radio Universidad, brindó detalles sobre la preocupante situación. 

“Cuando uno va en auto quizás la basura pasa desapercibida; pero si salis a caminar o a andar en bicicleta, y te paras en ciertos lugares: es impresionante la cantidad de basura que se observa (…) encontras jeringas, agujas, sueros, cables, botellas plásticas, latas, bolsas, cubiertas de autos, reposeras, colchones, vidrios y un sinfín de desechos”, relata Cattaneo. 

“-Aquí hay muchas responsabilidades-, evidentemente si hay 100 botellas llenas de aceite de cocina usado, no son de una casa de familia, son de algún restaurante o un comercio más grande, en otro lugar hay ‘toneladas’ de cables de corriente, de cables subterráneos: eso no es un residuo domiciliario, es una empresa que fue y los tiró ahí”, prosigue. 

Cortesía.

Con respecto a las empresas, es pertinente señalar que muchas se deshacen de sus residuos de forma clandestina para ahorrar gastos y evadir impuestos. “La gente ha visto que nadie les dice nada -que no hay represalias-, y tiran la basura”, subraya Cattaneo. 

Pero las empresas no son las únicas responsables, “el problema es la urbanización desmedida y no controlada: en la zona del Teresita Baigorría a la derecha de la ruta hay muchas casas bonitas, countries, etc: al frente hay un ‘muestrario’ de bolsas de nylon, y esas bolsas son de las casas que están al frente”, comenta el vecino. 

Me parece que es una desidia total, al margen de que -los ciudadanos- también somos culpables; nos sentimos abandonados. Nosotros no fuimos a vivir al campo para ver basura, fuimos como una filosofía de vida, para respirar aire puro, para cuidar el ambiente, pero es un abandono total”, relató Cattaneo en diálogo con el periodista Mario Otero. 

Según la ley anteriormente mencionada, desde el 2016 no debería existir ningún basural a cielo abierto en la provincia: y donde los hubiese “el Municipio y el titular del inmueble afectado serán solidariamente responsables de los daños producidos por el basural, teniendo ambos la obligación de remediar el daño ocasionado”, según el artículo 38 de la normativa. 

Cattaneo explica que han intentado formar un grupo para limpiar la zona; pero que es tanta la cantidad de basura que se requiere maquinaria para extraerla.

“A mi me gustaría que la gente de la Secretaría de Ambiente levante ‘la colita’ del sillón y vaya, camine la zona y miré: eso le corresponde a ellos. El ambiente es todo, no es solamente hacer reuniones protocolares y plantar arbolitos ¿de qué sirve poner arbolitos si tenes un basural al lado?, están trabajando mal, yo creo que les falta calle. La consigna que yo tengo es: !menos reunión y más acción¡”, sugiere el vecino. 

Cortesía.

EcoPress se comunicó con el área de prensa del Gobierno de San Luis para realizar la correspondiente solicitud de entrevista con el objetivo de consultar sobre está situación; pero hasta el momento de publicada esta nota no hay respuesta favorable. 

Estos microbasurales afectan seriamente al ambiente, muchos están en ríos fluviales por lo que, al entrar en contacto con el agua, contaminan el líquido. Por su parte, los plásticos se degradan en pequeñas partículas que se esparcen por el aire y el agua, contaminando gravemente la zona: según diversos estudios los denominados microplásticos ingresan al torrente sanguíneo y a los pulmones de los seres vivos. Además, los vidrios pueden hacer el “efecto lupa” y generar un incendio forestal, entre muchas otras consecuencias ocasionadas por la pésima administración de la basura.

Apoya al periodismo ambiental autogestivo aportando mediante Billetera Virtual al alias “Eco-Press”. 

Piuke ofrece productos dermocosméticos 100% naturales. De producción artesanal, con características curativas.

https://www.instagram.com/piuke_cuidado_natural_/?r=nametag

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: