Tierra del Fuego es el primer territorio del mundo en prohibir la salmonicultura

Tras años de resistencia comunitaria contra la instalación de esa industria en el Canal de Beagle, la Legislatura Provincial aprobó por unanimidad el proyecto para prohibir la instalación de criaderos de salmón.

/Télam/

Se trata de una legislación pionera en el mundo, al prohibir por ley la cría de salmones  en jurisdicción provincial, especialmente en aguas del Canal de Beagle, es la primera norma que prohíbe esta actividad en el planeta.

La iniciativa llego al parlamento fueguino a través del partido local Movimiento Popular Fueguino, y motivo un amplio debate en comisión.

El Diputado Pablo Villegas, quien presento el proyecto de siete artículos, aseguro en el recinto que la medida es “una clara y contundente definición institucional que destaca la importancia que tiene para los fueguinos la protección y conservación de nuestros recursos naturales”.

Por su parte, el opositor Federico Sciurano destaco que “Chile está sufriendo la degradación de su ambiente marino por las salmoneras. En esta sesión histórica estamos atendiendo no solo el impacto ambiental, sino el económico para la industria turística de la Patagonia austral”.

La salmonicultura hubiese representado una amenaza para la economía de la provincia ya que en Ushuaia, la mitad de las familias dependen del turismo, una actividad que no podría convivir con el impacto ambiental de la industria. En pocas palabras, esta ley es un ejemplo del cuidado de un modelo económico y productivo sostenible, que respeta tradiciones culturales y prácticas artesanales que generan puestos de trabajo genuinos”, manifestó David López Katz, residente de Tierra del Fuego y miembro del equipo de Sin Azul No Hay Verde de la Fundación Rewilding Argentina.

La lucha socioambiental en oposición a la salmonicultura en Tierra del Fuego, se remonta a la presidencia de Mauricio Macri, a mediados de su mandato; el expresidente argentino firmo con el Reino de Noruega el “Proyecto de Acuicultura Nacional”, dentro de lo convenido en aquella oportunidad, se destacaba el estudio de las aguas del Canal de Beagle para evaluar la factibilidad del desarrollo de la acuicultura.

Desde entonces, el rechazo surgió desde los más diversos sectores de la sociedad fueguina expresando su preocupación por las sospechas, cada vez más fundadas, sobre proyectos de instalación de centros de cultivo de salmónidos en el canal.

Noruega es pionero en la cría de salmones, inicio con esta actividad en la década del 1960, pero cuando la salmonicultura ingreso en Chile observamos los perjuicios ambientales que esta actividad productiva genera en Sudamérica:

Adrián Schiavoni, biólogo del Centro Austral de Investigaciones Científicas explicó en comunicación con Sala de Prensa Ambiental que “las salmoneras son una serie de jaulas de red de grandes dimensiones que, en general, se agrupan en trenes de 10 jaulas y en ellas se colocan peces para engordar”.

“Las jaulas, prosigue el especialista, flotan en el mar y en ellas colocan a los salmones jóvenes a los que se nutre con alimento balanceado. El problema con esta industria es que una gran cantidad de esas sustancias no son consumidas por los salmones y termina en el fondo marino representando materia orgánica en exceso para el sistema; a eso hay que sumarle la orina, defecaciones y los salmones muertos”.

Según explica el Dr. Schiavini, “esa materia orgánica acumulada en el fondo marino acaba indigestando al sistema de bacterias, hongos y microorganismos que procesan la “lluvia” de material muerto. Los sistemas marinos están adaptados para procesar esa basura pero cuando se les coloca una jaula de salmones encima, la cantidad de desechos que termina en el fondo marino es tan grande que el sistema no puede procesarlo, lo que deriva en la presencia de fondos anaeróbicos donde las reacciones químicas que procesan la materia orgánica no tienen oxígeno y los organismos que comienzan a proliferar no deberían estar allí. Esa es la primera consecuencia”.

Otro problema considerable resaltado por el especialista es el escape de estos peces: “siempre los va a haber, ya sea por ataques de lobos o por eventos climáticos que rompan las redes lo que hace que estos animales exóticos terminen en el medio ambiente y muchos de ellos mueran porque solo saben comer alimento balanceado. Los que logran prosperar se alimentan de fauna nativa y terminan compitiendo o predando especies locales”

“Otra consecuencia ambiental -asegura el especialista- es el uso excesivo de antibióticos, antifúngicos y de pinturas antiinscrustantes porque cuando se colocan las jaulas en el mar se instalan en ellas una serie de organismos, entre ellos pequeños crustáceos, moluscos y algas que normalmente ocupan las rocas. Esto hace que las redes se sobrecarguen de peso y se rompan, por eso las pintan con antiincrustantes que liberan compuestos tóxicos al mar. Por otro lado, los salmones al estar hacinados en jaulas son proclives a contagiar enfermedades y para evitarlo les aplican grandes cantidades de antibióticos en la comida. Estos antibióticos terminan generando resistencia en las bacterias originales presentes en el mar”.

Al respecto de la norma, el Viceministro de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Sergio Federovisky sostuvo en dialogo con Télam que esta legislación es una “decisión importante” porque “va en el sentido de la transición productiva que tiene que hacer tanto la Argentina como todo el mundo: la de pasar de explotaciones altamente insustentables a otras que no lo sean”. Además, destacó que la provincia hizo uso del “principio precautorio”, “un eje esencial de la política ambiental moderna”

“Cuando una actividad se presume dañina para el ambiente no debe permitirse que comience hasta que no estén dadas todas las garantías de que no va a perjudicar los recursos naturales. En el caso de la salmonicultura, esas garantías no están dadas, y por eso corresponde no avanzar en proyectos de estas características”, explicó el funcionario.

100% naturales-100% veganos. De producción artesanal, con características curativas. https://www.instagram.com/piuke_cuidado_natural_?r=nametag

Redacción realizada con información de Télam, Perfil y Sala de Prensa Ambiental.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: